MEJORA CONTINUA DEL SERVICIO

Se utilizan herramientas de medición y feedback para documentar la información referente al funcionamiento del servicio, los resultados obtenidos, problemas ocasionados, soluciones implementadas, etc. Para ello se debe verificar el nivel de conocimiento de los usuarios respecto al nuevo servicio, y fomentar el registro e investigación referentes a la experiencia de usuario.